“Robá un banco y pagá tu cuenta”, habló la víctima: “Traté de ver la solución”

El hombre, que se identificó como Néstor Alejandro Rivas, comentó que la llamada es de hace 2 o 3 meses atrás, pero que recién se divulgó en estos días, principalmente a través de WhatsApp.

078f1 1147728 706382062723425 560044026 o destacado
El audio en la parte de abajo

Según relató Rivas, la operadora se contactó con él a través del celular de su compañero de trabajo ya que su teléfono estaba apagado en ese momento.

Luego del “caldeado” requerimiento por parte de esta funcionaria, el audio de la conversación quedó alojado en el dispositivo móvil. Posteriormente, el propietario del celular y compañero de trabajo de Rivas lo compartió con otro amigo suyo que es gerente en Inverfin, cuestionando cómo un personal puede llegar a tratar así a un cliente.

Luego de analizar el audio, los encargados de la empresa confirmaron que efectivamente el trato de la operadora, quien se identificó como Carolina González, no era el adecuado, por lo que decidieron hacerse cargo y solucionar el problema, según comentó.

“Me incomodó mucho lo que pasó”, dijo Néstor Rivas al recordar aquel incidente. Manifestó que, por una parte, está a favor de que se haya viralizado la conversación ya que no está de acuerdo con que se le haya tratado de esa manera.

“Yo no le podía decir nada, me callé por respeto para escuchar qué lo que quería la chica. Traté de ver una solución, pero mi intención no era estar en contra de la chica o de Inverfin”, sostuvo este hombre, quien es metalúrgico industrial en una empresa tercerizada.

Aseguró que ningún gerente o representante de Inverfin volvió a comunicarse con él luego de aquella llamada para pedirle disculpas o aclarar la situación.

En su defensa, comentó que aquella vez estaba pasando por un momento difícil económicamente y no pudo volver a acercarse a una de las sucursales para abonar su cuenta pendiente. Cuando finalmente tuvo la oportunidad para regularizar su situación, ya habían cambiado la dirección de la oficina.

Rivas contó que la deuda contraída con Inverfin fue debido a la compra de un teléfono celular de la marca Sony, cuyo valor total era de aproximadamente G. 1.900.000 (incluídos los intereses por las cuotas del equipo). Aclaró que llegó a pagar varias cuotas, aunque no recuerda el monto exacto ni cuánto le quedaba por cancelar.

Finalmente indicó que, así como él, miles de personas habrán pasando por situaciones similares y con varias empresas de distintos rubros, por lo que cree que en cualquier caso, los clientes deben ser tratados de una manera correcta, sin importar el monto de la deuda.

( Para escuchar en el celular click en “LISTEN IN BROWSER”)

Entradas relacionadas

Deja un comentario