ÑANDE PARAGUAY: Trabajó de capataz durante 16 años, pero cuando renunció y pidió indemnización le acusan de abigeo y lo condenan

Un hombre de 44 años de edad se encuentra recluido desde hace más de un año en una cárcel en el departamento del Guairá, acusado “injustamente” por robar más de 100 ganado vacuno de una estancia de un conocido personaje público. El acusado niega el hecho y clama justicia.

68584 f620x350 6501 37519 11

Carlos Ramón Cuba (44) trabajó durante 16 años en la estancia Santa Ana, propiedad del Dr. Wildo Rienze, ex Ministro de la Corte Suprema de Justicia, pero cuando decidió cambiar de trabajo y pedir una indemnización, el propietario le acusa de haber robado de su estancia unos 110 ganado vacuno. 

Cuba fue apresado inmediatamente y enviado a la Penitenciaría Regional de Villarrica, donde permanece desde hace más de un año, sin conocer a profundidad su caso. Aunque según versiones que escuchó por ahí, le habrían condenado por cuatro años, pero él no recuerda haber declarado, ni aceptado la acusación.

El acusado nombró a un abogado, pero este le afirma que no se puede hacer nada, ya que el propietario de la estancia es un hombre muy poderoso. Además, el defensor teme de más represalias en contra de la familia de su defendido quienes quedaron a la deriva.

En comunicación con Paraguay En Noticias, Cuba manifestó que Rienzi le acusó injustamente y sin prueba alguna, para no pagarle la indemnización por los 16 años de trabajo en su estancia. Asimismo, manifestó que en los últimos años muchos ganados murieron debido a enfermedades y falta de remedios.

En otro punto aclaró que el robo de animales siempre hubo y que el propietario estaba al tanto del caso, pero nunca se robó tanto, así como lo acusan. En todo momento negó la acusación y pide justicia.

El hecho ocurrió en marzo del año 2016, en la estancia Santa Ana, ubicada en la Compañía Pirapó del distrito de Fulgencio Yegros, departamento de Caazapá.

CUBA DEJA UNA ESPOSA Y CUATROS HIJOS MENORES DE EDAD

Carlos Ramón Cuba está muy preocupado por su familia que se quedaron abandonados tras su “injusta” detención y acusación. Manifestó que el hijo mayor tiene apenas 14 años de edad y necesitan más que nunca el apoyo de él.

Paraguay En Noticias también contactó con su esposa Fidelina Ayala de Cuba (37) quien se encuentra viviendo con sus cuatro hijos en la zona de Fulgencio Yegros. La misma dice no saber también cuál es la situación de su esposo y espera que se haga justicia porque la acusación es injusta.

“No tengo trabajo y para mantener a mis hijos vendo mis cosas. Mi familia que vive en la Argentina me ayuda de vez en cuando, pero ya no puedo más. Necesito que liberen a mi esposo porque él era el que sustentaba el hogar, además lo tienen ahí por algo que él no cometió”, concluyó la desesperada mujer.

Entradas relacionadas

Deja un comentario