La asombrosa historia que hizo nacer el Día de las Madres

Todo comenzó en el siglo XIX en Estados Unidos, Anna Jarvis quería un día que fuera dedicado a honrar a su madre pero todo lo que surgió después la llevó al borde de la locura

7ae1a annajarvis.jpg 594723958
Estados Unidos.- Aunque todos celebramos con honor y mucho cariño a las madres el día 10 de mayo, esta conmemoración tan importante en todo el mundo tiene un origen, el cual no es tan alegre.
La historia surge en Estados Unidos en el siglo XIX, cuando una mujer activista de familias de la Guerra Civil llamada Anna Reeves Jarvis, fundó el Día de la Amistad entre madres con mero propósito de unificar a los bandos de Norte y Sur. Fue tal el impacto que tuvo la aportación de esta activista, que era conocida por muchos como “Mamá Jarvis”.
Esta mujer murió en 1905, y dos años después, su hija Anna Jarvis, quiso honrar su memoria y comenzó una lucha para que se hiciera un festivo en su nombre.
Como un servicio religioso, una iglesia en Grafton, West Virginia, decidió tomar su pedido en consideración, y fue así como Anna Jarvis consiguió que el evento fuera apoyado por floristerías y otros comerciales locales.
Sin embargo, más que un motivo para que ese día fuera dedicado a honrar el nombre de su madrea, todo se volvió una comercialización del festejo desde que el presidente Woodrow Wilson, reconoció el Día de la Madre como un día festivo nacional que se celebraría los segundos domingos de mayo.
Esto provocó la molestia de la hija de la activista, puesto que todo se había vuelto a favor de campañas publicitarias y simple comercio, incluso Anna Jarvis demandó a las compañías que usaran “Día de la Madre” en campañas de publicidad, y hasta llegó a tener disputas con la primera dama Eleanor Rooselvelt, que utilizaba este día festivo para campañas de caridad.
Anna Jarvis fue arrestada en 1925 cuando trató de impedir una venta de claveles, y en 1940 fue internada en un sanatorio.
En 1948, la hija de aquella mujer que siempre estuvo dando lo mejor de sí para traer un poco de ayuda y paz a las madres trabajadoras en aquella época, murió en aquel sanatorio.
Lo curioso, es que sus gastos médicos fueron pagados por las compañías de flores y tarjetas de felicitación.

Entradas relacionadas

Deja un comentario